28/05/2010

Las empresas españolas de energía solar toman posiciones en Estados Unidos

El liderazgo español en el desarrollo de las energías renovables abre nuevas oportunidades de negocio en el exterior. Prueba de fortaleza del sector fotovoltaico nacional son los últimos logros conseguidos por OPDE, Albiasa y GA-Solar en Estados Unidos.

El destacado papel que juega España en el desarrollo de las fuentes energéticas ‘limpias’ ha posicionado a nuestro país como un referente tecnológico a escala mundial

Las energías renovables se han convertido en un sector estratégico clave para el tejido industrial español. El destacado papel que juega España en el desarrollo de las fuentes energéticas ‘limpias’ ha posicionado a nuestro país como un referente tecnológico a escala mundial, una circunstancia que no ha pasado desapercibida en los mercados internacionales.

Las últimas noticias protagonizadas por compañías nacionales en el ámbito de la energía solar así lo atestiguan. Los movimientos corporativos de OPDE, Albiasa y GA-Solar en Estados Unidos avalan esta circunstancia y, por extensión, contribuyen a consolidar el liderazgo español en materia de desarrollo, fabricación e instalación de células fotovoltaicas.

El país norteamericano se ha convertido en un mercado de importancia capital para el desarrollo de proyectos relacionados con la energía solar fotovoltaica. El Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) ha identificado dicho enclave como un destino prioritario de actuación, dada su condición de primera economía mundial.

Por ello, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha diseñado el ’Plan Made in / Made by Spain’, una iniciativa ejecutada por el ICEX que busca potenciar la internacionalización de las empresas, productos, marcas y servicios españoles en Estados Unidos, así como el apoyo institucional y comercial a aquellos segmentos de actividad cuyo protagonismo se ha visto relanzado con la presentación del programa de estímulo económico, American Recovery and Reinvestment Act, del presidente Obama.

Sacramento, base operativa de OPDE en Estados Unidos.
La compañía navarra Grupo OPDE, corporación en la que se integran las firmas OPDE, Proinso, Mecasolar y RIOS Renovables, ha anunciado sus planes para ubicar su sede central para el mercado estadounidense en West Sacramento, localidad radicada en el condado californiano de Yolo.

El pasado año, el holding español -que cuenta con delegaciones en Grecia, Italia y Estados Unidos- daba a conocer el acuerdo alcanzado con el Distrito Portuario de Sacramento-Yolo para materializar la construcción de una planta fotovoltaica de 24 megavatios (MW) en la citada demarcación, una iniciativa valorada en 175 millones de dólares (unos 120 millones de euros).

Por su parte, el 22 de febrero Proinso -la filial de OPDE especializada en el campo de la ingeniería y el suministro de módulos, inversores, seguidores y estructuras fijas para instalaciones fotovoltaicas- anunciaba la adjudicación de un contrato de provisión de 1 MW de seguidores solares de Mecasolar para un proyecto ubicado en el Water District de Madera, California.

Según el propio comunicado de prensa emitido por la enseña española, “con el pedido para este proyecto, la compañía (…) comienza a fabricar sus seguidores íntegramente en California, en las naves de 6.000 m2 con las que cuenta Mecasolar en Sacramento”. Así pues, dichas instalaciones servirán para la producción in situ, utilizando proveedores y mano de obra local, de seguidores solares (trackers) a dos ejes de la firma Mecasolar, unos dispositivos con capacidad de orientación hacia el sol diseñados para seguir su trayectoria y mantener los paneles en posición perpendicular respecto a la radiación solar.

Sin abandonar el contexto geográfico norteamericano, ese mismo mes de febrero la multinacional española daba un importante paso para consolidar su presencia en la región. La firma de un acuerdo de colaboración con las autoridades mexicanas del estado de Durango se traducirá en la ejecución de actividades relacionadas con el estudio, la planificación, construcción y puesta en marcha de parques solares en el norte del país azteca hasta el año 2013. Adicionalmente, dicho convenio contempla la apertura a corto plazo de nuevas delegaciones de las empresas OPDE, Mecasolar y Proinso en el país.

Al margen de Estados Unidos, OPDE continúa siendo un referente en los mercados internacionales, entornos en los que desarrolla diversos proyectos e iniciativas de ingeniería y suministro fotovoltaico. Así, en las últimas semanas OPDE ha puesto su punto de mira en Italia -país en el que también ha realizado movimientos Siliken para la construcción de un parque fotovoltaico de 9,8 MW en Fiumicino- y Grecia, emplazamientos en los que la compañía está desarrollando interesantes iniciativas.

La filial transalpina de la compañía Proinso ha firmado un acuerdo para suministrar en los próximos meses módulos solares para un proyecto fotovoltaico de 35 MW en Rávena. Por otro lado, la compañía anunciaba en abril el abastecimiento de varios parques solares fotovoltaicos en distintas regiones de Grecia, plantas que alcanzarán más de 3,2 MW de potencia instalada.

Albiasa y GA-Solar se lanzan al mercado estadounidense.
Las favorecedoras condiciones del mercado norteamericano y las expectativas que en él se dibujan han despertado el interés de las compañías españolas del sector. Firmas como Abengoa, Acciona, Iberdrola, OPDE, Gamesa o ACS -que recientemente anunciaba su entrada en el segmento de energías renovables de Estados Unidos con la puesta en marcha de proyectos de plantas solares y parques eólicos- no son las únicas empresas que han conseguido penetrar con fuerza en el próspero mercado estadounidense de energías renovables.

Albiasa Corporation, filial de la empresa española Albiasa Solar, ha escogido Arizona, al suroeste del país, como nueva ubicación para la sede de la empresa de desarrollo de energías renovables. La compañía, especializada en la explotación de la energía solar a través de paneles fotovoltaicos y que cuenta con oficinas en San Francisco y Phoenix, ha seleccionado la población de Kingman, en el desierto del Mojave, como futuro emplazamiento de su planta de concentración solar de 200 MW. Además, esta huerta solar, cuya entrada en funcionamiento está prevista para 2013, completa y complementa la que ya tiene en Paso Robles, California.

Mientras, GA-Solar, filial del holding empresarial Corporación Gestamp, compañía española que opera en el mercado del acero, recambios para el sector de la automoción, almacenamiento y logística industrial, anunciaba a principios de abril sus intenciones de construir una planta fotovoltaica en el condado de Guadalupe, al este de Nuevo México.

La central, que estará operativa dentro de cuatro años y supondrá un coste de 1.000 millones de dólares (unos 716 millones de euros), ocupará una extensión de diez kilómetros cuadrados y tendrá una capacidad de generación de 300 MW, equivalente al consumo de electricidad de 50.000 hogares. Además, la firma cuenta con parques eólicos y plantas de biomasa en el exterior gestionados por sus filiales Gestamp Eólica y Gestamp Biothermal.

España, un referente en el campo de la energía solar.
En la actualidad, las fuentes tradicionales satisfacen la inmensa mayoría de la demanda energética. Dichas fuentes, además de ser contaminantes y generar problemas en la atmósfera, no son infinitas. De ahí que surja la necesidad imperiosa de buscar alternativas que aseguren el suministro y contribuyan a la sostenibilidad.

La energía solar fotovoltaica, que transforma la energía del sol, inagotable y limpia, en energía eléctrica, es una de esas fuentes. De ahí que la apuesta por las renovables, especialmente la solar fotovoltaica, la energía solar térmica y la eólica, sean actividades con unas magníficas perspectivas de desarrollo.

Durante el pasado año, la potencia instalada del mercado global fotovoltaico se incrementó en 6.400 MW, hasta los 20 GW, una circunstancia que cobra más valor si cabe en un contexto de recesión económica como el acontecido en 2009. Según las estimaciones de la European Photovoltaic Industry Association (EPIA), el escenario para 2010 es “prometedor”, ya que la potencia acumulada repuntará un 40 por ciento en el transcurso del presente ejercicio.

España, firme partidaria del fomento de las energías renovables –como se desprende de la celebración en Valencia de la Conferencia sobre el Plan Solar del Mediterráneo (PSM)-, ha desarrollado una fuerte industria fotovoltaica, hasta tal punto que constituye uno de los referentes mundiales de vanguardia en materia de potencia instalada, junto a Alemania, Italia y Estados Unidos. La consolidación de este modelo, sustentado en una firme apuesta por el desarrollo de las energías ‘verdes’ y un importante crecimiento de la industria nacional, ha tenido su reflejo en el salto al exterior protagonizado por un gran número de compañías del sector.

Así, en las últimas fechas es una constante la aparición de referencias en medios de comunicación a un gran número de movimientos corporativos protagonizados por firmas españolas en otros países. Por ejemplo, el pasado mes de abril, la constructora catalana Comsa-Emte, presente en 12 mercados, se adjudicaba la construcción de una planta de energía solar fotovoltaica en la localidad argentina de San Juan, al tiempo que T-Solar y Solarparck anunciaban sus planes para desarrollar conjuntamente cuatro centrales fotovoltaicas de 20 MW cada una en Perú. Por su parte, Iberdrola está completando en Egipto la construcción de una central eléctrica híbrida alimentada por gas y energía solar (Integrated Solar Combined Cycle, ISCC).
 

 

Servicios generales
968931502
LOGO Contacto
FREMM APP
Google Play Apple Store

Hacemos uso de cookies propias y de terceros para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Al seguir navegando entendemos que acepta nuestra Política de Protección de Datos.

Aceptar